Imposible olvidarse de la etapa de las Guerreras, el equipo de balonmano que hizo vibrar a toda España en 2012 tras lograr el bronce en los Juegos Olímpicos de LondresBegoña Fernández era la capitana de la selección española en ese momento. A pesar de poder presumir de ser la mejor jugadora gallega de balonmano de la historia y una de las mejores pívot del balonmano europeo, para ella el palmarés es lo de menos. Se queda con todo los valores que ha aprendido del deporte y, sobre todo, se siente orgullosa de haber contribuido a visibilizar el balonmano femenino.

Después de retirarse en el 2015, la vida de Begoña ha cambiado por completo, tiene nuevos sueños profesionales y disfruta al máximo de las pequeñas cosas de la vida.

  • ¿Cómo empezaste en el balonmano?

En mi familia siempre se respiró mucho deporte y el balonmano era el deporte estrella. En el momento de decidirlo hacía también baile gallego, judo y mil cosas. Pensaba que sería mucho pero al final me lancé con mucha ilusión y ganas de disfrutarlo.

  • ¿Con qué que te quedas de toda tu trayectoria deportiva?

No me quedo con el palmarés, ni con las medallas, me quedo con las personas y con los momentos que he vivido. El deporte me ha dado herramientas que me han servido mucho para mi vida personal. Creo que el hacer deporte es mucho más que ganar o perder, es saber compartir momentos con tus compañeras, saber ser generosa, saber perder, saber levantarte en los momentos malos. Yo me quedo con todo eso.

  • ¿Cómo fue el momento en el que decidiste dejar el deporte de élite?

Me retiré con 35 años y en ese momento me dio un poco de miedo, sobre todo el hecho de tener que empezar de cero en el mundo laboral. Cuando terminas no tienes experiencia en otra cosa que no sea el deporte, puedes tener un palmarés muy interesante, pero en el momento de ir a buscar trabajo lo único que importa es la experiencia laboral. En ese momento piensas que igual te has equivocado, pero ahora mismo tengo claro que ha valido la pena. Todo lo que me ha enseñado el deporte realmente lo puedo aplicar en mi día a día en cualquier circunstancia y he vivido cosas increíbles.

“Creo que siempre hay tiempo para formarte y cumplir nuevos objetivos profesionales”

Begoña Fernández, exbalonmanista olímpica: «Los pacientes aún me reconocen» http://lavoz.gal/bnena3 

Ver imagen en Twitter
  • ¿Te adaptaste bien aunque fuera un cambio radical?

Me pasé media vida haciendo algo que me gusta. Disfruté muchísimo. Viajé, conocí mucha gente. De repente tu círculo se cierra y sí que notas un cambio muy brusco. Me daba mucha pena separarme de ese mundo, pero me di cuenta de que hay que tomarse las cosas con naturalidad, es una etapa que tienen que vivir todos los deportistas y por otro lado también tenía ganas de cumplir otros sueños como el de ser mamá, el de marcarme otros objetivos laborales y eso me motivaba. Yo soy una persona que me gusta marcarme retos a corto plazo y también me hacía mucha ilusión volver a disfrutar de mi gente en el día a día, vivir esas cosas que cuando eres deportista profesional, con esa vida tan ajetreada se pasan por alto. Me apetecía tener tiempo para las sencillas cosas, para tomar café con mis amigos, disfrutar de los cumpleaños con mi gente, ser mami, empezar a trabajar en el hospital… Creo que todo eso me ayudó.

  • ¿Cómo llevas el hecho de que tanta gente se interese por tu historia?

Creo que es muy positivo. Una de las cosas de las que más orgullosas me siento de mi carrera deportiva es haber contribuido a poner un granito de arena en el objetivo de que mi deporte sea un poco más visible. Esto es muy importante sobre todo en el mundo del deporte femenino. Cuando empezamos no éramos nadie, solo un grupo de chicas con mucha ilusión pero no teníamos la confianza de nadie, ni siquiera de la Federación, y de repente cuando consigues ese gran éxito y los medios de comunicación se empiezan a interesar pues te das cuenta de que el esfuerzo ha merecido la pena.

“Cuando me retiré tenía ganas de cumplir otros sueños como el de ser mamá o el de marcarme otros objetivos laborales, y eso me motivaba”
  • En Vivencia tendrás también la oportunidad de contar tu historia para seguir contribuyendo a dar visibilidad al deporte femenino.

Sí, es de agradecer que se nos de la oportunidad de contar nuestras experiencias. El deporte no es solo ganar y perder, es transmitir muchísimos valores. En las nuevas generaciones, en las categorías base, hay que restarle importancia al hecho de que parece que si no ganas ya no eres nada. El deporte abarca muchas más cosas que no solo tienen que ver con el éxito. Que nos deis la oportunidad de contar nuestra historia y de explicar cómo ha surgido todo es importante también para que la gente se sienta más cerca del deportista y poder transmitir esas cosas que desde una grada o a través de la televisión no se puede transmitir.

  • ¿Cuáles son tus próximos retos?

Ahora mismo estoy en listas públicas del SERGAS y lo que quiero es seguir trabajando en el hospital y el año que viene empezaré la carrera de Enfermería, ahora que ya tengo mi vida un poco más encauzada y el niño es un poco más mayor. Mis retos personales también son disfrutar de mi familia, seguir formando parte del mundo del balonmano, aunque sea solo echar una mano con las nuevas generaciones, con el equipo que estoy ahora mismo. Y en el mundo laboral seguir formándome, no estancarme, creo que siempre hay tiempo para poder formarte, aprender y poder transmitir todo lo que tú has aprendido en el mundo del deporte.

Publica un comentario